Domingo, 19 Julio 2009 00:00

A. Introducción

En esta sección se responde a la interrogante “¿En dónde se encuentra una sociedad basada en el mutualismo y la cooperación?” Esto se hace desde la perspectiva de algunas sociedades ‘sencillas’ o preindustriales, naciones industrializadas, comunidades intencionales, instituciones alternativas, movimientos sociales, subculturas paralelas, personajes arquetípicos y el heroísmo anónimo cotidiano. Se analiza en algún detalle ciertas muestras de estos diferentes tipos de referentes, se enfatiza que no necesitan ser perfectos para servir de modelos alternativos, y se termina preguntando si el conflicto y la competencia tendrían algún lugar apropiado en una cultura de paz.

 

Published in 5. Referentes de paz
Domingo, 14 Marzo 2010 09:10

B. Sociedades preindustriales

Los antropólogos han estudiado varias culturas 'preindustriales' que evidencian elementos mutualistas importantes en la búsqueda de referentes de una cultura de paz. Se resumen algunas de los rasgos sobresalientes de cinco de ellas: los Inuit de la porción canadiense del ártico, los Mbuti de los bosques pluviosos en el noreste de Zaire en África central, los Zuni en los desiertos del sudoeste de Estados Unidos, los Arapesh de las montañas de Nueva Guinea, y los Lepcha en las aldeas montañeses de Nepal. Se concluye que las actitudes pacíficas de estas comunidades no se deben a una esencia o genética diferenciada del resto de la humanidad, sino a una decisión consciente y el esfuerzo diario por cultivar su cultura de paz.

Published in 5. Referentes de paz
Domingo, 14 Marzo 2010 09:22

C. Naciones industrializadas

Existen también entre las naciones industrializadas varios referentes interesantes. Como en el caso de las sociedades preindustriales, no sólo demuestran a la posibilidad de una cultura de paz, sino que pueden arrojar aprendizajes valiosos respecto al proceso de su desarrollo y posibles configuraciones. Se analizan dos casos: el de Noruega, una nación escandinava de occidente cuya cultura de paz ha atraído mucha atención en los últimos tiempos; y el de las naciones asiáticas modernas, varias de las cuales poseen culturas milenarias largamente reconocidas y estudiadas. Se concluye que el desarrollo de una cultura de paz requiere de la decisión compartida de lograr una sociedad armoniosa, de plasmarla en prácticas y formas culturalmente pertinentes, y de transmitir esta convicción y sus expresiones tangibles desde la temprana niñez.

Published in 5. Referentes de paz

Acceso y Registro

Subscripción